Nelson y el Parque Nacional Abel Tasman

Nelson se encuentra en el extremo norte de la isla sur de Nueva Zelanda, y es el centro geográfico del país. Está rodeada por montañas en tres de sus lados, y por la bahía Tasman por el otro. Es el campamento base ideal para visitar los cercanos Parques Nacionales Kahurangi, los Lagos Nelson y Abel Tasman. Este último posee un precioso paisaje y una de las rutas más populares y visitadas del país.


Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Había salido temprano del histórico pueblo minero de Lyell y conducido unos 150 kilómetros cuando paré en Richmond. Se trata de una pequeña población a solo 13 kilómetros de Nelson. Di un pequeño paseo por sus calles centrales mientras tomaba un café. Pero con ganas de conocer la principal ciudad del norte de la isla sur de Nueva Zelanda, no me entretuve mucho más.

Allí también está el desvío de la carretera número 6 hacia el oeste, hacia el Parque Nacional Abel Tasman. Y muy cerca el del aeropuerto de Nelson. Supongo que por eso el tráfico era mayor en esa zona. 

Nelson


Un rato después llegué a Nelson, conocida por sus numerosas galerías y talleres artísticos. Su centro histórico aún mantiene muchos edificios de arquitectura victoriana, donde toda la calle South Street fue declarada de valor histórico. Pero es la calle Trafalgar Street el verdadero eje principal de la ciudad.

El aparcamiento en esas calles centrales son de pago, pero no las que están algo más alejadas, hacia el río Maitai, en la zona de la universidad. Y tuve suerte, porque encontré un hueco en seguida, a menos de 10 minutos caminando de la calle TrafalgarVisite la iglesia anglicana que domina esa zona, con una arquitectura interesante, distinta a otras. A pesar de ser temprano, tenía hambre, así que me senté en el pequeño parque que la rodea para comer algo tranquilamente.

Iglesia anglicana, Nelson, Nueva Zelanda
Iglesia anglicana, Nelson

Calle Trafalgar, Nelson, Nueva Zelanda
Calle Trafalgar, Nelson

Como buen seguidor de la saga El Señor de los Anillos, no pude dejar escapar la oportunidad de visitar el taller de Jens Hansen en la plaza Trafalgar, el diseñador del anillo (the ringmaker). Fue la dependienta la que me lo enseñó, o más bien las copias en diferentes tamaños que se utilizaron para rodar las películas.

Luego paseé por las calles centrales, llenas de comercios y cafeterías. Al final de la calle Trafalgar se encuentra el i-SITE, donde pedí información, no sólo sobre lo que visitar en Nelson, sino también sobre el Parque Nacional Abel Tasman, al que iría al siguiente día. Casi en frente está la biblioteca pública con su conexión wifi gratuita, donde pude recargar un poco la batería del móvil mientras escribía mensajes.

En el i-SITE me habían recomendado el pequeño paseo hasta el Monumento del Centro de Nueva Zelanda, el centro geográfico exacto del país, y fue todo un acierto. Primero transcurre paralelo al río Maitai, con casas encantadoras en la otra orilla, y luego a través de un parque, en el que algunos tramos tienen bastante pendiente. El premio fueron las espectaculares vistas de la ciudad, la bahía y las montañas desde arriba. Muy recomendable.

Centro de Nueva Zelanda, Nelson
Vistas de Nelson desde el Centro de Nueva Zelanda

Centro de Nueva Zelanda, Nelson
Vistas de Nelson desde el Centro de Nueva Zelanda

Centro de Nueva Zelanda, Nelson
Vistas de de las montañas de Nelson desde el Centro de Nueva Zelanda

Volví al centro recorriendo otras calles distintas, y me senté a tomar un café tranquilamente. De todas las pequeñas ciudades de la isla sur de Nueva Zelanda, quizás fue el centro de Nelson el que más me gustó, sin dejar atrás los de Queenstown y Dunedin.   

A pesar de que Nelson cuenta con varios campings gratuitos para cualquier vehículo cerca del centro de la ciudad, entre el i-SITE y el río, decidí ir algún pueblo más cercano al Parque Nacional Abel Tasman para dormir. Quería comenzar temprano el largo trekking que me esperaba.

Antes de irme, paré en la playa Tahunanui, bastante larga y tranquila aquella tarde, y donde comenzó a llover. Ya sabía que llovería aquella tarde y noche, y que al día siguiente sería soleado. Por eso esperé un día más para visitar Abel Tasman en lugar de haber ido directamente esa mañana.

Playa Tahunanui, Nelson, Nueva Zelanda
Playa Tahunanui, Nelson

A través de la aplicación Rankers Camping NZ que siempre recomiendo, vi un camping maorí gratuito para cualquier vehículo cerca de Motueka. Sin embargo, cuando llegué, me dijeron que sólo lo abrían de Octubre a Marzo, algo de lo que no me percaté en la aplicación.

Como estaba lloviendo, no quise volver hacia atrás, a otros campings de los baratos que vi entre Nelson y Motueka. Busqué entonces algún hostal en Motueka. La biblioteca pública está junto a un supermercado Countdown, así que, tras reservar el hostal utilizando su wifi, compré bebida y comida para preparar varios tapers para el día siguiente.

El hostal se llamaba Hat Trick Lodge Backpackers, y pagué 29 dólares neozelandeses por una cama en un dormitorio de cuatro, con el baño compartido fuera. No incluía desayuno ni, especialmente, una pequeña cantidad de megas libres para navegar por Internet, como en otros hostales de Nueva Zelanda. Al menos dormí solo en la habitación, y descansé muy bien.

Los dueños ni siquiera estaban en recepción, había que llamarles a través de un teléfono que había en la misma. Caro y con mal servicio, así que pasé de recoger las sábanas antes de irme. Mi recomendación es alojarse en Nelson si no podéis encontrar algo mejor, porque Motueka es más cara al ser el último pueblo grande antes del Parque Nacional Abel Tasman.

Parque Nacional Abel Tasman


Partí temprano, y lloviznaba cuando llegué a la entrada sur del Parque Nacional Abel Tasman, la aldea Marahau. También se puede acceder desde el norte, desde la bahía Golden, aunque es menos frecuente.

Abel Tasman es el Parque Nacional más pequeño de Nueva Zelanda, pero su ruta costera es uno de los “Great Walks” del país, y una de las más populares. Carece de dificultad, y se puede recorrer gran parte de la misma en un solo día, por lo que la hace más accesible a cualquier público. Posee 51 kilómetros de longitud, está marcada en todo momento, y necesita de tres a cinco días para completarse, según como te lo tomes, y si haces la ida y la vuelta.

Mapa del Parque Nacional Abel Tasman
El Departamento de Conservación de Nueva Zelanda (DOC) proporciona cuatro cabañas y varios lugares para acampar a lo largo de la misma. Las cabañas deben reservarse con antelación, y disponen de colchones, agua y baño, y algunas de instalaciones para cocinar. Para acampar se necesita un permiso.

Hay varias compañías de bote-taxi que operan en Abel Tasman, pero todas realizan las mismas paradas y aproximadamente en los mismos horarios. Se puede reservar con antelación, lo que es aconsejable en temporada alta. Yo elegí ir hasta Bark Bay, y regresar caminando. Es decir, 21 kilómetros si conseguía llegar a Torrent Bay con la marea baja, y algo más de 24 kilómetros si lo hacía con la alta. Podéis consultar los horarios de las mareas en el centro de información.

Me parecía arriesgado ir más allá, porque siendo invierno, seguía anocheciendo pronto.  En verano sí sería posible caminar más distancia en un solo día, al menos si estás en buena forma física.

También es posible hacer la ida a pie, y volver en bote. Pero eso tiene el problema de tener que acordar la hora de recogida del bote-taxi de antemano, y si llegas tarde por cualquier motivo, lo pierdes. A no ser que quieras hacer noche en alguna de las cabañas o campings del lugar. En tal caso, puedes esperar a que el bote llegue al siguiente día para dejar a otras personas, y cogerlo de vuelta.

Por si en el mapa no se ven bien, incluyo a continuación un resumen de los tramos:

Tramo Coste bote-taxi ($) Distancia (km) Tiempo a pie (h)
Maharau - Anchorage Hut 35 12,4 3 - 4
Anchorage Hut - Torrent Bay 35
          Marea baja 0,9 20 min
          Marea alta 4 1 - 1,5
Torrent Bay - Bark Bay Hut 40 7,8 2 - 3
Bark Bay Hut - Onetahuti 42 6,1 2
Onetahuti - Awaroa Hut 45 5,3 1,5
Awaroa Hut - Totaranui 47 5,5 2 - 2,5
Totaranui - Whariwharangui Hut(*) 7,5 3,5

(*) Los botes-taxis no llegan a este punto.
  
El aparcamiento para coches se encuentra a solo unos metros del centro de información, donde además hay baños públicos. Allí dejé la campervan, preparé todo lo que llevaría en la mochila pequeña, y regresé para esperar la hora de salida del bote-taxi.


Playa de Marahau, Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Playa de Marahau, en el Parque Nacional Abel Tasman

Éste debía partir a las 9:30 de la mañana, y llegar a Bark Bay a las 10:15. Pero salimos con retraso, y fue en dirección contraria para recoger a cuatro personas en otra playa cercana. Tenía un tiempo ajustado, y aquella falta de puntualidad me desesperaba. Pero todo pasa por algo, y eso hizo que parásemos a ver la Split Apple Rock, una roca redondeada en forma de manzana partida por la mitad. Me pregunto cómo se pudo realizar un corte tan limpio. De camino a nuestro destino, el capitán también se desvió ligeramente a un par de lugares para que pudiésemos ver lobos marinos.

Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Split Apple Rock, Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Split Appel Rock. Parque Nacional Abel Tasman

Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

La barca nos dejó en una pequeña playa a cinco minutos caminando de Bark Bay para evitar que nos mojásemos las zapatillas. Fui para allá para verla, y comencé ya mi ruta de vuelta de 21 kilómetros


Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Playa donde desembarcamos. Playa Nacional Abel Tasman

Bark Bay, Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Bark Bay. Parque Nacional Abel Tasman

Mi objetivo era llegar a Torrent Bay a media mañana, con la marea aún baja, para no tener que dar el rodeo de 4 kilómetros. Y lo conseguí. De hecho, me sorprendió la rapidez con la que había hecho los primeros 8 kilómetros, en una hora y 15 minutos. No fui corriendo ni mucho menos, paré a tomar fotografías y disfruté del trekking. Simplemente fui rápido. Y eso no evitó enamorarme de las bahías de Abel Tasman, sus playas de arena dorada y aguas de azul turquesa, sus bosques.


Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Hay varias casas en Torrent Bay, y carteles en todas ellas avisando que son propiedad privada y que se respete la misma. Bajé al estuario donde desemboca el río Torrent, y el terreno no era muy firme, lógicamente. Caminé muy despacio, buscando el mejor recorrido, y no me di cuenta de los palos que lo señalizaban hasta que ya estaba en el medio. Fui perezoso (y muy tonto) para quitarme las zapatillas y caminar descalzo, especialmente al cruzar el pequeño riachuelo que quedaba, y acabé con ellas y los calcetines totalmente empapadas. Y no era muy cómodo caminar de esa manera.


Torrent Bay, Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Toorent Bay, y Anchorage al fondo a la izquierda. Parque Nacional Abel Tasman

Torrent Bay, Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Estuario de Torrent Bay. Parque Nacional Abel Tasman

Anchorage, Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Playa de Anchorage. Parque Nacional Abel Tasman

Al llegar a Anchorage Hut, me senté para comer y descansar. Pero antes, me quité las zapatillas, estrujé los calcetines, y los dejé tendidos al sol en una cuerda que encontré allí mismo. No se secaron, pero al menos no fueron empapados durante el resto de la ruta.

Era temprano, y ya sabía que me sobraría tiempo. Me di cuenta del “error” de no haber ido más lejos. Así que me lo tomé con más calma. Me desvié a varios puntos de observación, bajé a algunas playas, y tomé fotografías sin parar. La temperatura no me invitaba mucho a tomar un baño en una de las playas, pero en verano, la combinación de trekking, natación y relajación en la arena debe ser increíble.

Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Parque Nacional Abel Tasman, Nueva Zelanda
Parque Nacional Abel Tasman

Reconozco que el último tramo se me hizo largo, e incluso algo pesado por ser el paisaje menos espectacular. Llegué al aparcamiento a las 16:15, mucho antes de lo que pensaba. El paisaje que luego vi en la Península de Coromandel, en la isla norte, me recordó mucho a esta zona.

De camino de vuelta hacia Nelson, paré en la biblioteca de Motueka para utilizar su wifi gratuita y reservar un hostal en la ciudad. De nuevo, no pude aprovechar el camping gratuito porque necesitaba ducharme después de un día intenso, y secar las zapatillas y los calcetines.

Llegué a Nelson ya de noche. Me hospedé en la hostal Paradiso Backpackers, con un ambiente muy mochilero y de gente joven. Tiene piscina, una gran cocina, espacio común y aparcamiento gratuito. Pagué 26 dólares por una cama en un dormitorio compartido de cuatro, con baño privado dentro, y desayuno con tostadas y cereales incluido.

Coincidí con tres europeos muy majetes, dos checos y un francés, más jóvenes que yo, y con los que conversé un buen rato. También se acostaron muy temprano. Dormí del tirón, muy cómodo y caliente. En la recepción no tenían secador de pelo para dejarme y poder secar las zapatillas, pero me dieron hojas de periódico para meterlas dentro. Las puse al lado de la calefacción, y al día siguiente estaban listas. 

A la mañana siguiente partí hacia Picton, en la que sería mi última noche en la isla sur de Nueva Zelanda, antes de tomar el ferry hacia la isla norte.

En resumen, Nelson tiene el centro de ciudad que más me gustó de los de la isla sur del país. Y sirve de base para visitar varios Parques Nacionales, especialmente en el Abel Tasman. Recorrer su ruta costera es obligatorio en un viaje por Nueva Zelanda

Comparte esta aventura:

2 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias "El Baile de Norte", me alegro que te haya gustado :-D Un abrazo

      Eliminar

 
Copyright © La Aventura del Dragón.